A lo largo de la historia, los ilicitanos han materializado la devoción hacia su Patrona, la Virgen de la Asunción, en obras de gran valor que sirven para ornamentar su figura o capilla o están relacionadas con sus cultos. Documentos, pinturas, tallas, piezas de orfebrería y un excepcional conjunto de textiles y bordados nos permiten aproximarnos a la imagen ilicitana y sus principales celebraciones.

El Museo de la Virgen, acondicionado en el antiguo vestíbulo de la Capilla de la Comunión de la Basílica de Santa María,  ofrece un recorrido riguroso y ameno a través de estas piezas del arte religioso, datadas entre los siglos XVI y XX. La rotación periódica de las mismas, siguiendo el calendario litúrgico anual, permite que la exposición permanezca siempre viva. Destacan los mantos donados en el siglo XVIII, así como una corona y un copón del orfebre Fernando Martínez de la misma época. También la cama de ébano y plata, magnífica muestra de la orfebrería portuguesa del siglo XVII, en la que se expone la imagen de la Virgen a la veneración de sus fieles en la Octava de la Asunción. Procedente del Archivo Parroquial, el testamento de Isabel Caro de 1523 nos muestra la primera referencia al Misterio de Elche.

 

Precio de las entradas

General: 2 €

Niños: 1 €