La eliminación del distrito único con el establecimiento de zonas escolares y el nuevo sistema de admisión de alumnos ha permitido reducir considerablemente el número de alumnos de tres años que se han quedado fuera de los centros solicitados.

Así lo ha explicado hoy la concejal de Educación, Patricia Macià, tras la reunión de la Comisión de Escolarización.

Macià, quien ha dejado claro que ningún niño ni niña se va a quedar sin plaza puesto de en la ciudad y el campo hay 273 plazas vacantes una vez matriculados los 2.027 niños que componen en el censo.

El nuevo sistema de admisión de alumnos ha funcionado muy bien y prueba de ello es que mientras que en años anteriores eran entre 220 y 250 los escolares que se quedaban sin plaza en el colegio solicitado, este año han sido tan sólo 72”, ha apuntado la edil.

Macià ha explicado que una vez cerrada la primera fase del proceso de matriculación, el día 14 de va a proceder a la publicación de las plazas vacantes en los distintos colegios del municipio. A continuación, del 20 al 22 de junio -y tras recoger las solicitudes en la concejalía de Educación o en los centros coordinadores- los padres podrán presentar una nueva instancia para optar a estas vacantes. Los criterios de puntuación en la admisión serán los mismos que los utilizados en la primera fase.